El desconocido arco iris botánico de Puerto Vallarta

Arco iris de puerto vallartaEn Puerto Vallarta la flora y fauna es estudiada por la Universidad de Guadalajara: se han se han detenido a observar la naturaleza bajo otra óptica y nos invitan a reflexionar sobre las bellezas que nos rodean y muchas veces se nos pasan de alto.

Los estudiantes han puesto la lupa en las flores, tallos, frondas y pistilos, que en su múltiple diversidad de formas, tamaños y colores inundan a Puerto Vallarta y han sido catalogadas bajo un sistema único muy original que facilita la consulta del lector común y corriente. A diferencia de la clasificación ortodoxa y sistemática común en las publicaciones científicas, Sandra Cesca, una residente en Vallarta desde hace 6 años, ha decidido lanzar su aventurado sistema de clasificación de acuerdo al color y tonalidad de la planta.

magnolia vallartensisSandra Cesca es originaria de Chicago, estudió Biología en la Universidad, hizo un Máster en Educación, y se dedicó al diseño y la mercadotecnia. En los últimos cuatro años se ha dedicado a observar y clasificar la vegetación nativa, endémica, y la introducida, de la zona centro de Puerto Vallarta. El estudio y observación de la vibrante flora, como ella la describe, lo combina con el trabajo de guía para turistas de habla inglesa que desean descubrir la ciudad a pie, bajo otra mirada.

Son más de 200 especies de plantas que ha capturado bajo su lente y las tiene debidamente identificadas con su nombre en español, en latín, en inglés y su uso medicinal. Este arcoiris botánico es apenas una muestra del colorido y abundante patrimonio vivo de la región en el que se incluye una especie única en el mundo solamente vista en Puerto Vallarta por la zona de Mismaloya. Se trata de la Magnolia Vallartensis, descubierta por científicos de la Universidad de Guadalajara y a la que asignaron con ese nombre en honor al lugar de su hallazgo.

Otras especies

DSC_0972

En los recorridos de Sandra se puede detectar el Árbol de Pan, Guanábana, Huevo de Obispo, Tabachín del Monte, Obeliscos, Hoja Santa, Pachypodium Lamerei originaria de Madagascar (que no es cactácea aunque así se perciba) y también identificar a una especie de palma conocida como la Cícada Mexicana.

Vale mencionar que México ocupa el segundo lugar mundial en diversidad de Cícadas, una planta que, según algunos científicos, era parte importante de la vegetación en la era de los dinosaurios, hace 160 millones de años. En su libro, Cesca  también habla sobre los sorprendentes usos de algunas plantas. La Teresita (Vinca), la que vemos en el día a día por todas partes, provee derivados para tratamientos de quimioterapia. La Allamanda de una hermosa flor amarilla, también común en la zona, es muchas veces confundida con la tradicional Copa de Oro. Al referirse a la Copa de Oro, Sandra asegura que algunos textos certifican que fue usada por los Huicholes como un sicotrópico mucho antes que el Peyote. De allí podemos deducir por qué las iguanas son grandes amantes de esta flor.

jardin botanico

La comunidad extranjera en Vallarta es bastante numerosa, hay quienes aseguran, superan los 15 mil residentes, vienen a jubilarse al destino porque han encontrado su rincón ideal, no sin antes involucrarse en actividades que construyen comunidad como el Garden Club, cuyo objetivo es embellecer con flores las calles de Puerto Vallarta, y prepara para mayo del 2014, el Festival de la Buganvilia. Sus principales promotores son parte del Jardín Botánico, un pequeño espacio separado de la civilización, a tan sólo 24 kilómetros de Puerto Vallarta, que es una maravillosa caja de sorpresas. Quien reduce Puerto Vallarta a la tríada de sol, mar y playa, se está perdiendo la oportunidad de admirar en toda su dimensión asombrosos sitios que esta pródiga tierra alberga en su interior. Los científicos explican el porqué de esta biodiversidad. México es uno de los países más democráticos en materia de geografía en el mundo y Puerto Vallarta en medio de esa plácida democracia, se localiza en una zona de tránsito entre microclimas de mar y de montaña acurrucada por corrientes marinas de aguas cálidas y frías. Este reducto del “cuerno de la abundancia” que describiera el naturalista Alexander von Humboldt, se encuentra casi en el ombligo del universo, en la mitad del continente americano, rodeado de paisajes extraordinarios donde la sierra con su instinto protector se yergue como escudo de la selva y el mar.

Jardín Botánico

IMG_0275No se puede pasar por alto una visita al Jardín Botánico para tomar un refrescante refrigerio con el bullicio de la selva y adentrarse sobre el cañón del río, admirar el gran paredón, imprimir la huella sobre veredas poco exploradas, enamorarse del orquidiario y apreciar las más de 6000 plantas de Agave Azul (Agave Tequilana) en la colina.

El Jardín Botánico está reforestando el lugar con Amapa, Caoba y Robles Nativos, recordando que México en este género es también líder a nivel mundial con más de 160 diferentes especies de roble. A varios siglos de distancia, empezamos a reconocer el respeto que nuestros ancestros tenían por su entorno como se reconoce en el jardín de plantas del Palacio de Moctezuma, o el bosque de Chapultepec, donde los aztecas preservaron especies de flora y fauna oriundas. Nunca es tarde para hacer actividades que rompan con los esquemas de lo establecido y empezar a ver el mundo desde las maravillas de la naturaleza. “Es impactante”, dice Sandra, “ver cómo la gente se emociona al descubrir este otro Puerto Vallarta tan inexplorado”.

Más información del destino en www.visitapuertovallarta.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s