Sahara en Buenos Aires de la Mano de Aysel

Entrevista a Aysel

 
 

 

 

 
 

Cautivada por las vibraciones y los movimientos ondulantes de las bailarinas, permanecí boquiabierta durante todo el show “Cuentos del Sahara” en el Teatro Santa María.

En “Cuentos del Sahara” la Odalisca Aysel consiguió transmitir sentimientos diversos con cada una de sus coreografías de danza árabe.

 
Las lentas ondulaciones acompañadas con velos de colores de la danza griega transmitían paz. El dulce control que mantuvo Aysel sobre el sable durante “El Ard” ofreció un cóctel de miedo, asombro y poder, una mezcla extraña difícilmente experimentada a través del baile.
Ver a las niñas pequeñas vibrar al son de “Hips Don´t lie” de Shakira, generaba ternura y admiración al ver el control que conseguían las niñas sobre sus cuerpos a tan temprana edad.

A su vez, fue interesante observar por primera vez la dinámica de la danza del vientre interpretada por un hombre y una mujer

: Aysel, junto con Andrés, un talentoso bailarín ecuatoriano y uno de los alumnos más novatos de la bailarina.
 
 
 

 

Aysel, conocida por sus amigos y colegas como Analía P, comenzó a bailar cuando tenía 16 años. Después de tomar clases y seminarios con Sarat, Mahir, Maiada, Amir Thaleb, Saida, Maraia, Salomé Mayo, Ahmet Luleci (Turquía), Hayat el Helwa (Brasil), Aziza (Canadá), Virginia (Estados Unidos), Samara Hayat (España) durante varios años, abrió su propia academia de baile con unas pocas alumnas. Su destreza en la danza y su carisma ayudaron a que su escuela fuera creciendo año tras año. Hoy en día comparte sus conocimientos y su pasión por el baile con más de 30 alumnas de entre cinco y cuarenta años.

 
Aysel comenta que hace muchos años que se baila árabe en Argentina, desde que los árabes llegaron al país a finales del siglo XIX. Sin embargo, “fue recién con la aparición de Amir Thaleb que lo que se baila en Argentina y en toda Latinoamérica es fiel a la danza que se baila en medio oriente”

afirma.
 
Los mejores bailarines de Argentina, Amir Thaleb, Sarat, Maiada y Saida, se encuentran entre los mejores del mundo. Y aunque Aysel no se encuentra entre ellos, el porte, la alegría, sensualidad, armonía y creatividad que comunica cuando bailar llevan la marca de que ha aprendido de los maestros.
 

Seguime en:

lvaillard

Vida Surrealista de Un Viajante Sin Guía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s