Pinamar Entrelaza el Aroma de Pinos con la Brisa del Mar

Pocos lugares tienen un nombre tan preciso como Pinamar, una ciudad costera rodeada de pinares que entrelazan su aroma a resina fresca con la brisa marina, donde los viajeros pueden disfrutar tanto del bosque como del mar.

En verano, el sol baña las playas y la ciudad vibra con la vitalidad de los turistas, mientras que en invierno las solitarias hojas tiritan agitadas por el viento frío y las olas del mar se divierten bailando el Vals con la arena.

Sin el calor del verano y con la juventud ausente, en invierno Pinamar no es el típico lugar de playa al que se va de vacaciones. Sin embargo, no pierde su encanto y se convierte en el lugar ideal para descansar y recargar las energías necesarias para sobrevivir en la frenética Buenos Aires.

A la hora de regresar a la rutina, hay quienes prefieren salir después de almorzar para evitar los embotellamientos que se forman en la entrada a Buenos Aires.

No obstante, a veces vale la pena salir más tarde para presenciar cómo el sol se sonroja entre nubes violáceas para luego zambullirse en la Laguna Chis-Chis hasta el día siguiente.

Un cierre ideal para un fin de semana de tranquilidad.

Seguime en:

Vida Surrealista de Un Viajante Sin Guía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s